Matemáticas para ReCreArte

La Radiante Posibilidadspectrum1.jpg - 1288 Bytes

 0a1Todo a nuestro alrededor es vibración y energía. Todo en el universo es una RADIANTE POSIBILIDAD.

¡El APRENDIZAJE también!

Y esto tiene una práctica cotidiana de dos pasos:

  • El primer paso consiste en remover las barreras y dejar que la energía vital de la pasión emerja y nos conecte con el mundo del conocimiento.

  • El segundo paso implica participar íntegramente. Permitirnos ser un canal para dar forma al cauce de la pasión y convertirla en nueva expresión para el mundo del conocimiento.

0a1Para esto tienes que AMPLIAR TU MIRADA, sacarla ‘fuera de la caja’, más allá de la ‘realidad de consenso’ que impone creencias como verdades y sostiene mitos que no son más que los barrotes con los que aprisionamos nuestra libertad. APRENDE a utilizar la IMAGINACIÓN, LA INTUICIÓN y la INSPIRACIÓN para hacer aterrizar parcelas de CONOCIMIENTO en el plano de las formas conceptuales.

El SABER no se sustenta únicamente en tener adquiridos más o menos CONOCIMIENTOS. Implica, también, dominar PROCEDIMIENTOS que permiten hacer RUTINARIOS los cálculos mediante algoritmos y técnicas, y seguir ADQUIRIENDO y CONSTRUYENDO nuevos conocimientos mediante lo que podríamos denominar ESPÍRITU CIENTÍFICO o CREATIVIDAD ACTIVA.

0a1Y, además, significa el haber DESARROLLADO, en mayor o menor grado, ACTITUDES que regulan el uso y la aplicación que tienen los conocimientos adquiridos y los procedimientos que se utilizan en su adquisición.

RECUERDA: no hay una manera CORRECTA o INCORRECTA de aprender. Lo que hay es una forma CONSCIENTE o INCONSCIENTE de aprender.

Y la diferencia entre la CONSCIENCIA y la INCONSCIENCIA es enorme, como puedes comprobar por ti mismo.

¡TÚ ELIGES: espiral descendente o RADIANTE POSIBILIDAD!spectrum1.jpg - 1288 Bytes

0a1

La tesis de Benjamin Zander es que existen dos mundos completamente separados:

  • el mundo de la espiral descendente
  • y el de la posibilidad irradiadora.

En el primero, puede haber éxito o fracaso, porque todo depende de la suerte. En el segundo, en cambio, la posibilidad es la norma; no hay éxito o fracaso: lo único que importa es la contribución que nosotros hacemos día a día.

Cada vez que abrimos la boca tenemos la oportunidad de convertirnos en auténticos líderes: podemos apostar por uno de los dos mundos con nuestras palabras, nuestros gestos y nuestra actitud. Para Zander, el papel del líder consiste, precisamente, en reconocer la existencia de la espiral descendente, para después arrastrar a la gente hasta el mundo de la posibilidad.

0a10a1

El mundo de la espiral descendente es un escenario fijo, y por tanto está lleno de competencia, dominación, control y jerarquía. Por lo tanto, es el mundo del “debes hacer” y el “tienes que conseguir”, de la culpa, la amenaza y el fracaso. El elemento fundamental es la consecución del dinero, la fama y el poder.

El mundo de la posibilidad irradiadora es el mundo de la visión, el mundo de la energía creativa. Frente al ordeno y mando, este es el mundo de las preguntas: ¿qué tal si…? ¿qué es lo que viene ahora? La esencia de este mundo es la contribución y el valor añadido. Se trata de dejar de ver sólo los obstáculos y comenzar a visualizar las posibilidades que el mundo ofrece.

La existencia de estos dos mundos no depende de la situación en la que nos encontremos porque, en palabras de Zander:

No existe una recesión tan grande que sea capaz de anular la posibilidad, y no hay riqueza, poder o fama tan grande que sea capaz de protegerte de la espiral descendente. No son las circunstancias las que marcan la diferencia. Somos nosotros los que tenemos la oportunidad de elegir entre las dos opciones.

La clave es la pasiónspectrum1.jpg - 1288 Bytes

El trabajo de un líder consiste en despertar la posibilidad en otras personas. Pero, ¿cómo saber si los estás consiguiendo? Muy sencillo: mirando a los ojos de tus colaboradores. Tras 20 años de experiencia exitosa como director de orquesta, Zander se dio cuenta de que él aparecía en las portadas de sus discos, sí, pero en realidad no aportaba ni un solo sonido a las grabaciones. Es decir, que su poder residía en la capacidad de hacer que otra gente- los músicos de la orquesta- fuesen poderosos. Y pensó, ¿cómo puedo saber si lo estoy haciendo bien? Encontró la respuesta en el brillo de los ojos de sus músicos. Si sus ojos brillaban de pasión y energía, entonces lo estaba haciendo bien. Y si no lo hacían, sólo cabía plantearse una pregunta: ¿quién estoy siendo, de qué manera estoy siendo que los ojos de mis músicos no brillan?

Tres respuestas en la vidaspectrum1.jpg - 1288 Bytes

0a1

Para todo en la vida hay tres respuestas, y a nosotros nos corresponde elegir. La primera, consiste en no hacer nada; en pensar: “Así es la vida. No hay nada que pueda hacer”. Es la respuesta de la resignación. La segunda respuesta consiste en enfadarse frente a lo que ocurre; en pensar: “Qué estúpida es esta gente, que solo sabe hacer estas tonterías”. Es la respuesta de la ira. Y, afortunadamente, existe una tercera respuesta, que consiste en levantarte y dirigir la orquesta; en intentar cambiar las cosas con tu contribución diaria. Esta es la respuesta de la posibilidad.

No tomarse demasiado en seriospectrum1.jpg - 1288 Bytes

Dos presidentes de gobierno están discutiendo en un despacho y, de repente, entra una persona realmente furiosa, chillando, golpeándolo todo. El presidente del país anfitrión le dice: “Recuerda la regla número 6”. Al instante, la persona furiosa se calma y se marcha. Pasados uno minutos, los dos presidentes siguen conversando e irrumpe en el despacho una nueva persona llena de ira. Grita, insulta, da patadas a los muebles. El presidente anfitrión, sin perder la calma, le comenta: “Recuerda la regla número 6”. La persona se calma inmediatamente. El presidente del país extranjero, totalmente intrigado, pregunta a su colega: “Cuál es esa regla mágica que consigue apaciguar a la gente”. Y el anfitrión le contesta: “La regla número 6 es muy sencilla: Recuerda que no debes tomarte demasiado en serio a ti mismo”. Con esta imagen, Zander nos recuerda que a veces los problemas vienen porque pensamos que cada cosa que hacemos o decimos es fundamental; porque creemos que nos va la vida en cada una de nuestras decisiones. Y eso llena de tensión y ansiedad nuestras actuaciones.

Pensar fuera de los límitesspectrum1.jpg - 1288 Bytes
  0a1El pensamiento fuera de los límites -en inglés, “out-of-the-box thinking”- tiene su origen en la resolución de un sencillo problema: tenemos 9 puntos que forman una especie de caja, y el reto es unirlos todos en 4 trazos seguidos y sin levantar el bolígrafo del papel. La única manera de conseguirlo es trazando por fuera de los límites de la caja de puntos. Es decir, para encontrar la solución al problema necesitamos una nueva perspectiva que se encuentre fuera de nuestros límites y asunciones tradicionales. Lo normal es que no consigamos unir los puntos porque realizamos todos los trazos dentro de esa caja. Nadie nos ha dicho que no podamos salirnos de ahí, pero nosotros lo hemos asumido así. Y eso nos impide encontrar la solución.

Según explica Zander, hoy todo el mundo quiere “out-of-the-box thinking”. Pero, ¿cómo se consigue pensar fuera de los límites? Zander cree que hay que plantearse dos preguntas clave: “¿Qué asunciones estoy haciendo que no me doy cuenta que estoy haciendo, y que me dan como resultado lo que ahora veo? Y después: “Qué puedo inventar que todavía no haya inventado y que me dará como resultado algo completamente nuevo? Si cuestionamos siempre nuestras asunciones, avanzamos automáticamente hacia la posibilidad.

Eliminar la ansiedad y asumir riesgosspectrum1.jpg - 1288 Bytes

0a1

Zander explica los problemas que tenía con sus alumnos, especialmente los más jóvenes. Eran muy competitivos, y tenían tanta ansiedad por cumplir sus objetivos que no conseguían dar lo mejor de sí mismos. No se soltaban, y no eran capaces de disfrutar tocando, algo que para un músico resulta fundamental. Algo parecido sucede en el ámbito de las organizaciones: la presión por conseguir los objetivos marcados nos impide asumir riesgos, y dificulta gravemente nuestra capacidad de cambio y de innovación.

A Zander se le ocurrió un método muy sencillo para eliminar la ansiedad. Les dijo a sus alumnos: “Os voy a poner a todos un sobresaliente. La única condición es que tenéis que escribir una carta ahora como si estuvieseis a final de curso, diciendo por qué habéis obtenido el sobresaliente, explicando qué habéis hecho para conseguirlo”. A partir de aquel momento, los alumnos se convirtieron en la persona que habían definido en sus propias cartas. Es decir, se convirtieron en la mejor versión de sí mismos. Se libraron de la presión y la ansiedad y consiguieron dar lo mejor de sí mismos disfrutando. Por eso, el método de Zander consiste en que, como punto de partida, pongamos a todo el mundo un sobresaliente. Solo así podremos ver la mejor versión de las personas.

Pedir disculpas por no ser capaz de entusiasmar a la gentespectrum1.jpg - 1288 Bytes

En una ocasión, Benjamin Zander dirigió un gran concierto en el que tocaba un músico extraordinario. Las localidades estaban completamente agotadas. Mucha gente que había venido desde lejos tuvo que quedarse fuera. Justo antes de empezar, Zander echó un vistazo a la sala y comprobó que había una fila de butacas vacías. Sus alumnos no habían venido al concierto, a pesar de que tenían las entradas reservadas. Habían preferido quedarse en el centro comercial. Zander montó en cólera, y se propuso ajustar cuentas al día siguiente. “Qué niños estúpidos, que se han perdido este concierto solo para pasear por un centro comercial”, pensó.

Al llegar a casa después del concierto, le contó lo que le había pasado a su compañera -y coautora-, Rosamund. Y ella le dijo: “Tienes que disculparte”. Zander no entendió el sentido de estas palabras hasta justo antes de entrar en clase. Allí lo comprendió. “Perdonadme, chicos, por no haberos explicado lo suficientemente bien lo maravilloso que era ese concierto”, les dijo. Y es que, es responsabilidad del líder motivar y entusiasmar a sus colaboradores. Si la gente no hace lo que tú quieres que hagan, siempre puedes disculparte, porque no has conseguido estimularles, motivarles y convencerles. Estas disculpas son muy diferentes de la culpa y la amenaza, típicas del modelo de liderazgo anterior.

Los líderes no dudan de su visiónspectrum1.jpg - 1288 Bytes

0a1¿Alguien se imagina que cuando Martin Luther King dijo “I have a dream”, realmente no estuviese seguro? ¿Qué tipo de líder sería entonces? Los líderes no dudan ni por un momento de su capacidad para convertir sus sueños en realidad. El líder es capaz de reconocer la espiral descendente, pero tiene la capacidad para llevar a la gente hasta la posibilidad irradiadora. Es una tarea simple pero nada fácil, porque la espiral tiene el poder de la gravedad. Las palabras que salen de tu boca marcan la diferencia, porque la posibilidad siempre está a una sola frase de distancia, por muy duras que sean las circunstancias. Las enseñanzas de Zander son particularmente relevantes en estos momentos de crisis. Cuando nos enfrentamos a problemas desconocidos, lo importante es que no nos atasquemos en el mundo de las dificultades, y nos demos cuenta de las múltiples posibilidades vitales que nos rodean. Para ello solo tenemos que aceptar que está en nuestras manos cambiar la noción de lo que es posible.spectrum1.jpg - 1288 Bytes

—–Invocación, Evocación y el Lenguaje del Corazón


0a1

La Palabra tiene un Significante que es el término que empleamos en cada lengua cuando la pronunciamos… mediante una Vibración, un Sonido, que todas las culturas han reconocido como mágico, porque tiene el poder de La Invocación.

Y La Palabra tiene un Significado que es hacia lo que apunta y que comparten todas las lenguas, aunque sea diferente y subjetivo para cada persona…La palabra adquiere así la categoría de Símbolo, porque tiene el poder de La Evocación.

Las Palabras son Las Formas en que se cristalizan los Pensamientos. Pensamos mediante palabras, y si no tenemos palabras para encarnar un pensamiento, no logramos materializarlo: traerlo al plano material.

Las Palabras no las crean los individuos, si lo piensas bien verás que esto trasciende la capacidad de un ego individual. ¿Y si no lo crean los individuos, quién crea El Lenguaje…? Lo crea el Imaginario Colectivo de nuestra Especie, una Inteligencia muy superior a la individual. Además, cada Cultura, en cada Época, impregna el lenguaje con sus paradigmas (cosmovisiones) dominantes.

Esto que te digo no es banal. Porque de ello se deduce que las palabras encierran (en su ser) una sabiduría que no viene de nosotros (egos individuales) Y es esa sabiduría la que intento mostrarte cuando las “descompongo” para visualizar su etimología.

Así, pues, cada Palabra atesora en su interior un conocimiento que resuena en nosotros al escucharla. Esta resonancia despierta en nuestro ‘innato’ una Emoción que evalúa e impregna inmediatamente a la palabra convirtiéndola, así, en un Sentimiento. 

23mc1

Los Sentimientos son El Lenguaje del Corazón. El Corazón no Escucha palabras, siente la energía que hay detrás y dentro de las palabras. Por eso decimos que Hablamos con el Corazón o que Escuchamos con el Corazón cuando estamos Sintiendo Las Palabras.

A eso te invito yo con estas palabras, a Sentir que puedes ReCreArte con las Matemáticas.

ReCreArte tiene una triple evocación que la hace mágica: la que nos llama al ‘divertimento’, la que nos incita a ser artistas y la que nos invita a volver a crearnos desde nosotros mismos mediante el AUTOCONOCIMIENTO.

¡Las tres cosas que dan sentido y ser a las Matemáticas!

tumblr_n7a40sXB7P1r2geqjo1_r1_500

¿Y por qué una invitación a ReCreArte precisamente con las Matemáticas…? En primer lugar, porque puedes hacer Arte con las Matemáticas y matemáticas con arte. En segundo lugar, porque al desarrollar el pensamiento y la mirada matemática ‘experiencias’ tu creatividad, es decir, puedes Crearte con las Matemáticas. Y en tercer lugar, aunque el más interesante, porque puedes Recrearte con las Matemáticas: pasártelo bien creando a la manera y al modo matemático. ¡Y todo eso te empodera!

geometria sagrada - estrellamadreanim

Empoderarnos es volver a Re-Conocer-Nos en lo que somos: seres con poder interior (que es el verdadero poder), con creatividad (capacidad de crear cosas nuevas) y con libertad para dirigir nuestras experiencias vitales a la realización de (hacer realidad) nuestros sueños.

Aquí lo dejo, invitándote no a que me creas, sino a que experimentes por ti mism@ lo que te digo. Un magnífico ejemplo de cómo puede hacerse esto te lo dan los Veintitrés Maestros, de Corazón del libro que reseño en la fotografía
de esta entrada. 

23mcLa puedes descargar en este enlace con las bendiciones del autor. ¡No te dejará indiferente!, te lo aseguro. 

Además, ¡con un clic aquí ↓↓ puedes disFrutar de la peli!

0a1

Y con otro clic en este enlace puedes disFRUTAR de la Mirada Educativa -una Enamorada Mirada- que le dio VIDA:

[EDUCAR EMPODERANDO]

 

 
A %d blogueros les gusta esto: