El maravilloso papel de las Emociones


Las emociones son nuestro GPS, nuestro Sistema de Guía o Navegación por el mundo de las creencias, de los pensamientos, de las palabras y de las acciones.

VER: INTELIGENCIA Y COHERENCIA

A cada CREENCIA, PENSAMIENTO, PALABRA… O ACCIÓN, le corresponde una vibración de una frecuencia bien determinada. El conjunto de todas las creencias, pensamientos, palabras… y acciones que mantiene una persona en cada momento contribuyen a establecer una especie de ‘estado vibratorio’ (al que corresponde una determinada frecuencia vibratoria) que todos PODEMOS SENTIR cuando entramos en contacto con alguien, y que nos permite decir si ‘sintonizamos’ o ‘no sintonizamos’ con él o ella.

____________________________________________________

La dificultad radica en que la mayoría de nuestras CREENCIAS son inconscientes: no sabemos que las tenemos.

Por ejemplo, una creencia inconsciente es que la negatividad funciona. Nuestro ‘programa ego’ cree que puede manipular la realidad mediante la negatividad y conseguir, así, lo que quiere. Cree que la negatividad le permite atraer un estado agradable o disolver un estado desagradable.

Si tú (la mente) no creyeras que la negatividad funciona, ¿porqué habrías de crearla? La cuestión es que, de hecho, LA NEGATIVIDAD NO FUNCIONA. En lugar de atraer el estado desable, más bien le impide emerger. En lugar de disolver un estado indeseable, lo mantiene en su lugar.

Cuando estás identificado con ‘la negatividad’ no quieres ‘soltarla’, y en algún profundo nivel inconsciente no deseas un cambio para mejor porque pondría en peligro tu identidad de persona enfadada, deprimida o maltratada. Entonces ignorarás, negarás o sabotearás lo positivo de tu vida.

____________________________________________________

SON LAS EMOCIONES LAS QUE NOS INDICAN, momento a momento, cuál es la ‘frecuencia’ que posee una determinada CREENCIA, PENSAMIENTO, PALABRA… O ACCIÓN. Ése es el MARAVILLOSO PAPEL DE LAS EMOCIONES: medir la frecuencia a la que emite cada creencia, pensamiento, palabra… y acción a la que nos enfrentamos. A nivel práctico, podemos crear una escala vibratoria que vaya del CERO (vibración densa) a MIL (altísima vibración) [ver ‘EL PODER CONTRA LA FUERZA’] e ir aprendiendo qué frecuencia vibracional le corresponde a cada ‘COSA’.

Te lo diré claro: las creencias, pensamientos, palabras… y acciones NO SE EVALÚAN RACIONALMENTE (y te equivocas si así lo haces), se evalúan por la frecuencia vibracional que les corresponde. ¡Y nuestro ‘medidor de frecuencias’ son las emociones! Así que vete aprendiendo a ‘escuchar’ las emociones, porque ellas te indican la frecuencia de todo lo que enfrentas y, sobre todo, LA FRECUENCIA QUE TU EMITES: esa especie de ‘estado vibracional’ que crean las creencias, pensamientos, palabras… y obras que tu realizas (haces realidad) en cada momento.

0a1

PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES

Y esto no es una cuestión estética, de feo o bonito, ES UNA CUESTIÓN DE ENERGÍAS. Porque a cada frecuencia vibratoria, a cada ‘estado vibratorio’ LE CORRESPONDE UNA DETERMINADA CANTIDAD DE ENERGÍA VITAL, ¡esa especie de ‘gasolina’ que te permite vivir plenamente! Y tú estás eligiendo (consciente o inconscientemente) con las creencias, pensamientos, palabras… y obras que realizas (traes a la realidad) en cada momento, la cantidad de energía vital que materializas en dicho momento.

Aquí te dejo la posición que ocupa cada ‘ESTADO VIBRATORIO’ en esa ‘ESCALA VIBRATORIA o EMOCIONAL’ de la que te hablaba antes:

0a1

____________________________________________________

Para mayor claridad, me permito, ahora, la licencia de presentarte estas ‘posiciones vibratorias’ agrupadas en ‘bandas de frecuencia’ como si de un dial de radio se tratase. La analogía es válida en la medida en que nos permite TOMAR CONSCIENCA de que somos nosotr@s, con nuestras creencias, pensamientos, palabras… y obras, l@s que nos ‘sintonizamos’ con cada uno de los muchos ‘programas de vida’ que existen a nuestra disposición.

¡Y las emociones que estamos sintiendo en cada momento nos dicen con qué ‘programas de vida estamos sintonizando’ Aquí y Ahora!

PROGRAMAS DE ABANDONO (AISLAMIENTO)

_______________________________________

  Tristeza (DEPRESIÓN)  Aquí experimentas pobreza interna, no hay esperanza, no ves las oportunidades, hay un profundo desconsuelo. Es un estado de “imposibles”; ves más las ‘consideraciones sociales’ que las oportunidades que se presentan frente a ti. Careces de energía, todo ha perdido sentido. La tristeza es la nube negra que te impide ver el sol. Piensa en algún momento en el que te hayas sentido profundamente feliz, visualízalo, ahora sostén ese momento. Quita el foco de la tormenta, sólo existe aquello en lo que nos enfocamos.

 Culpa:  Surge cuando tus acciones no han sido congruentes con tus pensamientos. La culpa te oprime. Quedarte aquí te llevará a un estado de victimismo, a revolcarte entre el remordimiento y el castigo. Para darle la vuelta, acepta que lo que hiciste afectó y te está afectando, ofrece disculpas, otorga perdón. Si lo requieres eleva tus manos y decreta “hoy me libero de esta emoción negativa que me somete y me destruye”.

 Vergüenza:  Te paraliza, te olvidas de ti mism@, te deprimes, puedes crear trastornos psicológicos. Si sientes vergüenza pon las manos frente a tu cara y expresa que sientes vergüenza y qué te llevó a ella. Quizás lo que pasó lo juzgas mal pero eso no significa que tú seas mal@. Otórgate el perdón: “me perdono y me dejo en libertad”.

PROGRAMAS DEFENSIVOS (VICTIMISMO)

________________________________

  Miedo.  En este nivel hay más energía. El miedo puede paralizarte pero también impulsarte. ¿Cuál es tu miedo? ¿Muerte, rechazo, abandono, desamor, frustración, fracaso, soledad? Para moverte del miedo no hay otra forma más que atravesarlo. El miedo estará ahí como un perro rabioso esperándote a que salgas de tu escondite para perseguirte, así que moverte es la mejor opción, así evitarás que te inmovilice. La vida está esperándote.

 Envidia.  Este es el nivel de la escasez, no es suficiente, no alcanza, aquí te refugias en el trabajo o en cualquier fuente que te permita evadir. Ves lo que otros tienen y te produce una gran insatisfacción, hay un constante reclamo a ti misma. Impúlsate y cruza de la avaricia a la ambición para que construyas desde el amor y la riqueza espiritual.

 Resentimiento.  En este nivel puedes estar experimentando enfermedades (no psicológicas, como en la vergüenza o la culpa), sino enfermedades físicas como cáncer, obesidad, severas caries, diabetes o vejez prematura. Es importante que revises si no estás parad@ en el resentimiento o la venganza. Si bien es perjudicial toda la energía que empleas en destruir a alguien fuera de ti es igualmente proporcional a la energía que inviertes en destruirte a ti mism@. Libérate del resentimiento por medio de la reconciliación. Lleva tus manos a tu garganta e imagina que desprendes un tumor maligno de tu cuello, tíralo al suelo y permite que la tierra lo desintegre.

PROGRAMAS DE FORTALEZA (EMPODERAMIENTO)

________________________________________

  Esperanza.  La esperanza es el terreno del porvenir, es la confianza y la seguridad de que vas a cosechar frutos. No es detenerte a esperar que las cosas caigan del cielo, es hacer que sucedan y permitir que sucedan. Recuerda: eres la creadora de tu destino.

 Satisfacción.  La satisfacción no significa “sentarse en los laureles”, no se trata de “conformismo” sino de agradecimiento, de experimentar que hay resultados que son suficientes y alcanzan. Parado en la satisfacción estás list@ para ir por más. Satisfacción también es “aprobarte”, amarte y reconocerte. En este nivel experimentas el optimismo, bajas la mirada del cielo para enfocarla en todo lo que está frente a Ti, en todo lo que está por venir. Satisfacción no sólo es dibujar una carita feliz, sino el compromiso de asegurar que lo que viene es aún más grande que lo que tienes. Lo puedes todo, todo el tiempo y también puedes confiar en que hay UNA FUERZA SUPREMA a Ti, creadora hasta de tu capacidad de ponerlo en duda, y que esa FUERZA te sostiene en la vida.

 Confianza.  La confianza es un nivel generativo, es aquí donde confiar en la vida, confiar en la gente y principalmente confiar en ti mism@ es el primer paso de empoderamiento. El universo es perfecto, la vida también lo es. Observa que el año tiene ciclos conformado por estaciones y cada una de ellas te permite disfrutar de diferentes estampas, lo mismo ocurre con la Vida: después de la noche sigue la alborada. 

PROGRAMAS EXPANSIVOS (CREATIVIDAD)

____________________________________

 Alegría.  Este primer marcador de la expansión es un gozo, si estás en este nivel disfrutas lo que has creado y generado, no estás parad@ frente a la casualidad sino al perfecto sincrodestino. La alegría es la gasolina de tu ser creador.

 0a1Entusiasmo.  Aquí no hay esfuerzos, es un fluir como el agua de un río. Observa a los árboles cómo sin esfuerzo dan frutos. Tu cuerpo, tu mente y tu espíritu están más allá de las cosas materiales y del amor corporal, estás en la antesala del amor incondicional.

 Paz.  Este nivel es una zona creativa-evolutiva, al mismo tiempo es una conexión de tu Yo interno con el cosmos, un espacio de unidad. No se puede ocultar tu luz, eres la luz.

 Amor.  El amor incondicional no depende de nada externo, el amor está dentro de ti. Amar incondicionalmente es amar sin desear nada a cambio, amar solo por el privilegio de hacerlo. El amor no es vengativo, el amor no retiene, el amor no vigila, el amor no guarda rencor, el amor apoya, impulsa, libera… el amor no pone condiciones. Ámate a ti mism@ y acepta el amor del mundo. El amor fortalece.

____________________________________

Como te digo, las emociones y los estados de ánimo indican todo el tiempo ‘la frecuencia en la que nos estamos sintonizando’ con la Vida.

¡Pero NO CONFUNDAS CAUSA Y EFECTO!

Las emociones son el ‘indicador’ (el efecto), no el ‘sintonizador’ (la causa) El ‘sintonizador’ es la vibración que estás emitiendo en cada momento fruto de tus creencias predominantes, de tus pensamientos en forma de juicio sobre lo que te sucede, de tus palabras… y de tus acciones. 

 ¡Las emociones NO SON LA CAUSA de vivir sintonizado a un determinado programa, son el ‘indicador’ de la energía vital disponible en ese momento (el efecto)! Así, pues, no las culpabilices, ni las ignores, … ni las reprimas; porque tan sólo te están indicando el ‘programa con el que estás sintonizando’.

La causa son tus creencias, tus pensamientos, tus palabras… y tus obras.

¡Eso es lo que tienes que revisar para poder ‘cambiar de programa’!

____________________________________

Te lo diré de otra forma: no puedes invocar a la alegría para salir de la tristeza, ¡NO FUNCIONA!. Tú no eliges SENTIR tristeza (el indicador), lo que tú estás eligiendo (aunque sea inconscientemente) son los PENSAMIENTOS que te sintonizan con la tristeza. Y para salir de la tristeza, lo que tienes que invocar son OTROS PENSAMIENTOS que te hagan sentir más alegre. PENSAMIENTOS DISTINTOS de los que ahora estás manteniendo en tu mente.

0a1Nadie, en su sano juicio, culpa al indicador de la gasolina (la emoción) de haberse quedado sin combustible en el coche (la energía vital) Ni nadie mueve la aguja del indicador de gasolina pensando que así llena el depósito de combustible. Tampoco ponemos una pegatina para tapar o ignorar el indicador de combustible convencidos que así nunca está en mínimos. Es más, todo buen conductor está muy pendiente de lo que el indicador marca en cada momento. 

Sí, escúchalo bien, NO ELIGES TUS EMOCIONES, así que lo único que puedes hacer al respecto es HACERTE CONSCIENTE de ellas. Lo sepas o no, lo creas o no, lo que TÚ ESTÁS ELIGIENDO EN CADA MOMENTO son las creencias que sostienes, los pensamientos que mantienes, las palabras que dices… y las acciones que realizas EN CADA SITUACIÓN DE LA VIDA.

Y si no te gusta lo que estás SINTIENDO (que te indica la poca energía vital de que dispones en ese momento), ¡PUEDES ELEGIR cambiar las creencias que lo sustentan, los pensamientos que lo ocasionan, las palabras que lo ratifican… y las acciones que lo avalan!

Y para cambiarlos lo más efectivo es ir paso a paso: POR APROXIMACIÓN. En cada caso, tienes que buscar pensamientos que te hagan sentir un poco mejor y, así, ir ‘ascendiendo por la escala emocional’ poco a poco. Por eso, si tienes pensamientos que te hacen estar deprimid@, los pensamientos que te llevan a la rabia son un avance, porque tienes más ‘energía vital’ estando rabioso que estando deprimido, ya que en la depresión no sientes ningún poder dentro de ti. Pero si estás frustrado, la rabia es un retroceso, te resta energía.

____________________________________

Es importante tomar consciencia de la emoción que SIENTES en cada momento. Y es más importante aún que tomes consciencia de que SON TUS CREENCIAS, PENSAMIENTOS, PALABRAS… Y ACCIONES los que te están haciendo ‘vibrar con esa frecuencia´ determinada, y, que si quieres, LOS PUEDES CAMBIAR. 

Porque con un poco de entrenamiento PUEDES CAMBIAR de creencias, de pensamientos, de palabras… y de obras, y, así, ¡moverse por la escala emocional a voluntad! Sabedor, además, de que a cada ‘estado vibracional’ le corresponde una determinada cantidad de energía vital.

¡Esa energía que te permite realizar (hacer reales) tus sueños!

____________________________________


    MOVIÉNDOTE POR LA ESCALA EMOCIONAL:


Primer paso: HONESTIDAD

Ser honesto contigo mismo es hacerte consciente (en tu cuerpo, en tus tripas) de tus emociones, de lo que estás sintiendo en este momento, AHORA… Y, eso, sin intentar ahogar tus emociones en el ruido de la cháchara mental. Y sin intentar ignorarlas por inadecuadas, o por improcedentes, o por inapropiadas, o por inoportunas… o por dolorosas (porque el Programa Ego te dice que sentir es sufrir)

Siente que están ahí… y ATIÉNDELAS. Toma consciencia en cada momento de cómo te sientes. ¡Siente, no pienses! En todo momento, en toda circunstancia, RECONOCE tus emociones como son. ¡Toma consciencia de cómo te hace sentir este momento! ¡Siente, y no te resistas a lo que estás sintiendo (mima tu sentir)! Tus emociones no te engañan, no son equívocas… te hablan de la verdad.

10a

Disponemos de una fantástica Guía Interna, un GPS que nos da nuestra posición vital (nuestro estado vibratorio) en cada instante, momento a momento. Se trata de nuestro maravilloso Sistema de Guía Emocional. Y nos habla mediante las emociones… Y tenemos que aprender a escuchar nuestras emociones con honestidad. ¡SITIÉNDOLAS! Tomando conciencia de ellas en todo momento.

 Sentir es tu CONCIENCIA más profunda… porque está desprovista de símbolos. Es la más honesta… y la que más difícil te va a resultar reinstaurar. Ten tu conciencia de continuo en tu cuerpo interno, en tus sentimientos. ¡NO LOS IGNORES!

 Segundo paso: RESPONSABILIDAD

Todos tus pensamientos son visados mediante una emoción convirtiéndose así en sentimientos. Lo que estás sintiendo, ahora, es fruto de los pensamientos que tú has decidido tener, de las palabras que has decidido pronunciar, o de las acciones que has emprendido en este momento ante esta circunstancia. Pensamientos, palabras y acciones que inmediatamente son evaluados mediante la emoción que les corresponde.

No es verdad lo que te dice el Programa Ego: que tus sentimientos son fruto de lo que está sucediendo, de lo que estas viendo, de lo que estás escuchando, de lo que está sucediendo, de lo que te están haciendo… Lo que es en cada momento, ES LO QUE ES… y no es lo que está provocando tus sentimientos de ese momento.

 Son tus pensamientos (siempre en forma de juicios) ante lo que ES, ante lo que estas viendo, ante lo que estás escuchando, ante lo que está sucediendo, ante lo que te están haciendo… los que determinan lo que estás sintiendo. Porque lo que sientes son tus pensamientos impregnados de la emoción que los evalúa.

 10bRESPONSABILÍZATE de tus pensamientos, palabras y acciones… porque los elijes tú. Es el pensamiento que has decidido tener ante esta circunstancia el que te está haciendo sufrir Ahora, en este momento. Es tu evaluación (tu percepción) de lo que Es, lo que te está alejando de la Paz del Ahora. Son tus juicios sobre lo que Es los que te tienen en este estado sufriente ante esta circunstancia.

 RESPONSABILIZARTE de tus pensamientos es tomar conciencia de que los eliges tú. Tú (y en su defecto, casi siempre, Tu Programa Ego) eres el único que ha decidido tener estos pensamientos Ahora. Y como decides tenerlos, puedes decidir cambiarlos. Mucho mejor, puedes decidir no tenerlos: puedes eliminar todo juicio sobre lo que está sucediendo.

 Tercer paso: VOLUNTAD

Continuamente, en toda circunstancia, en cada momento, a cada instante que sientas que la has perdido… DECIDE VOLVER A LA PAZ. Decide dejarte EN PAZ. Toma la decisión de sanar tu mente para que vuelva a reinar la PAZ.

 ERES PAZ. Son tus pensamientos (siempre en forma de juicios) los que no te están dejando sentir, Ahora, la PAZ. Decide el perdón, decide sanar tu mente, decide volver a la PAZ. ¡Y decídelo Ahora que te sientes sin Paz!

Una vez que estas reconociendo tus emociones con HONESTIDAD, una vez que te escapas del victimismo reconociéndote como el único RESPONSABLE (mediante la evaluación que estás haciendo de lo que sucede) de tu sufrimiento, AHORA es el momento de que tu VOLUNTAD opte por volver a ser Paz. Ya, Ahora, PAZ.

10c

Continuamente, en cada momento, en cada circunstancia en la que te percibas sufriendo, opta por la Paz. ¡Decide continuamente ser PAZ! ¡ELIJE LA PAZ! Decide dejarte en Paz, ¡volver a ser Paz!

 Y esa VOLUNTAD susténtala con dos certidumbres. El sufrimiento no arregla nada, no restaura nada, no te consigue nada, no te aporta nada… más que sufrimiento. Es la Paz la que te lo da todo: bienestar, alegría, gozo, abundancia, disfrute, felicidad, salud, lucidez… y amor.

Por eso, para conseguir eso, tienes que optar por la Paz continuamente. Hazlo inmediatamente que tomes conciencia de que has perdido tu Paz, de que no estás en Paz, de que hay conflicto… de que estás sufriendo.

 Cuarto paso: HUMILDAD

Volverás a la Paz, restaurarás la Paz en tu mente, en el mismo instante en que elimines el juicio que compulsivamente haces ante todo acontecimiento.

Vivimos con una mente enferma, parasitada por un programa llamado Ego. Ese programa es siempre reactivo, y actúa de una manera condicionada. Ante cada circunstancia, ante cada acontecimiento, ante algo… siempre procede de la misma manera: lo juzga. Y si decide que es malo, ataca. Su estrategia es muy simple: vive en continua vigilancia, sin ABANDONO, para detectar lo que es malo (su juicio, piensa, se lo hará saber en seguida) y pasar seguidamente a la acción defensiva (hay que eliminarlo para dejar de sufrir, para impedir que algo pueda hacerte daño hay que destruirlo)

 Pero como eso no funciona, porque la causa de tu sufrimiento nunca es externa (como te hace creer el Ego) pierdes la Paz, sin remedio. La causa de tu sufrimiento siempre es interna, porque la causa tu juicio, tu interpretación de lo que ves. Esa es la única causa de tu sufrimiento. Cambia tu percepción sobre lo que está sucediendo y volverás a la Paz.

10d

Y la mejor estrategia para dejar de juzgar es la HUMILDAD. Reconoce, siente, sabe que no sabes. Di, NO SÉ. No sé por qué esto es así…, no sé por qué sucede esto…, no sé por qué me dicen esto…, no sé por qué me ocurre esto… NO SÉ. Y no sé porque me falta información completa, porque me falta perspectiva total, porque me falta… Y NO LO VOY A SABER NUNCA POR MUCHO QUE ME ESFUERCE. Por mucho que me moleste en saber, no lo voy a saber de una manera total, completa, definitiva… NUNCA. Porque NO LO PUEDO SABER. ¡Y LO ACEPTO!

 Es la HUMILDAD lo que te permite abrazar al NO SÉ, junto con el “Y NO LO PUEDO SABER NUNCA”. Y la que te permite ver que todo juicio es imposible. Entonces, no dejas de juzgar porque sea feo, porque está mal, porque… Dejas de juzgar porque SIENTES que te imposible juzgar. ¡Y LO ACEPTAS, mediante la HUMILDAD!

 Quinto paso: ACEPTACIÓN

No tienes que hacer nada. No tienes que cambiar nada. No tienes que arreglar nada… SÓLO TIENES QUE ACEPTAR, MOMENTO A MOMENTO, LO QUE ES.

 10eLo que es, ES. Y tú sabes, SIENTES, que es siempre lo mejor que te puede traer la Vida en ese momento. Porque la Vida se las arregla para ponerte delante, momento a momento, lo que de alguna manera muy sutil tú has decidido experienciar en ese momento.

Pero, casi siempre, has elegido a un nivel inconsciente, donde no estás alineado con la Corriente de Bienestar que es la Vida, y ésta no tiene mucho margen de maniobra porque tiene que respetar, SIEMPRE, tu libertad. ¡Y tú, desde tu ignorancia de las Leyes Universales, la culpabilizas de todos tus males!

Si ACEPTAS lo que ES, si te alineas con la VIDA, si te dejas SER… lo que llega a tu experiencia es siempre bienestar, porque es lo único que existe. Lo que tú haces es impedir su paso, cerrarte a él.  

 Envolviéndote en la Bandera Blanca de la Rendición es como llegas a ser ACEPTACIÓN. Porque rendición no es resignación, sino renuncia a seguir creyendo en el poder de la lucha, a seguir creyendo en la necesidad de arreglar lo que es, a seguir creyendo que tu juicio sobre lo que es, es correcto.

 Cuando te rindes, ACEPTAS. Ya no luchas contra lo que es. Ya no te opones mediante el juicio y la negatividad a lo que es. Te rindes a la Verdad de que lo que es, ES LO MEJOR, y lo Aceptas. Y con esa aceptación de lo que ES, restauras la PAZ en tu mente, en tu corazón… y en TU VIDA.

 En RESUMEN

 Se HONESTO haciéndote consciente de lo que estás sintiendo en este momento. Se consciente de que algo te ha sacado de la Paz de este momento, y que ese algo son tus juicios, tus pensamientos sobre lo que está sucediendo. Y acepta la RESPONSABILIDAD de que tus pensamientos los has elegido, consciente o inconscientemente, Tú. Y que como los has elegido tener, puedes elegir no tenerlos.

Ten la VOLUNTAD de elegir volver a la Paz, Ahora. Ten la HUMILDAD de decir NO SÉ, y no puedo juzgar esto: por eso no lo juzgo. Detén ese juicio que te ha sacado de la Paz, pero no para sustituirlo por otro, si no para no tener ninguno. Y, por último, ACEPTA que lo que es, ES, y que siempre es perfecto.
v41

Ahora estas de vuelta en la Paz. Ahora, este momento, eres Paz… Y desde esa Paz actúa.

 Ya no será una acción reactiva. Ya no serás el títere movido por los acontecimientos. En la Paz Tú eres el Poder, tienes el Poder y sientes el Poder de elegir tu acción. Y nunca podrás saber de antemano lo que vas a elegir, porque el pensamiento no vive en el Ahora. El pensamiento siempre surge desde lo que ya sucedió en un Pasado Inexistente para proyectarse en un Futuro Imaginario.

Harás lo que tengas que hacer, pero lo harás en Paz y sin perder la Paz. Y no te PreOcupes por lo que vas a hacer, porque esa Inteligencia Innata que Tú Eres te lo hará saber en cada momento. ¡Y siempre harás lo correcto!